LA MUJER JUDÍA

Ella sabe que debe abandonar el lugar; excepto lo que le pueda caber en la maleta y lo que se lleve puesto, ninguno de los objetos de la estancia la puede acompañar en su viaje. Ya nada le pertenece, la casa pronto será ajena.

Sentada en el borde de la cama, frente al espejo, observa con cara austera la estrella azul que debió zurcir a la solapa de su blazer, ―somos una raza de sastres, piensa, mientras trata de descifrar las puntadas. Permanece un rato así, detallando su rostro apenas maquillado, su ropa muy limpia y sus hombros siempre hacia atrás. La casa, también impecable. No sabe exactamente para qué dedicó toda la mañana a almidonar las camisas de Fritz, a sacudir el polvo incluso detrás de los cuadros y mucho menos para qué hizo una lista de pendientes si su marido nunca sale al mercado. Decide entonces no dilatar más la espera y dirigirse hacia la puerta principal, despacio, la luz entra para cegarla por un segundo… ahí están, la observan como siempre, vigilando cada movimiento suyo, pero esto ya no es nuevo. Ella continúa con su huída disfrazada de rutina, pues aún conserva la estrella y esto la protege. Atraviesa despacio, pero con paso decidido los almacenes de telas, mientras piensa en el momento preciso en el que empezará a ser otra, ―ser otra o dejar de ser, balbucea, ―ser otra o dejar de ser… Sin darse cuenta, ve a lo lejos la estación de trenes, debe atravesar por lo menos tres calles para llegar allí, hay en la entrada un tumulto de gente que espera pacientemente su turno; mientras avanza, escucha la voz de los únicos que no podrían rendir cuenta de su situación, niños que juegan, gritan y persiguen cosas, pero que ella no quiere voltear a mirar. Al llegar a la entrada, sujeta su pequeña maleta con sus dos manos a la altura del pecho y se introduce despacio entre la multitud. En cuestión de segundos, y a la vista de todos, la estrella de tela cae al suelo. Su nombre y su apellido ya no son los mismos.

Anuncios

Acerca de leoloaiza
Licenciado en Lenguas Modernas (UCaldas). Estudiante de Maestría en Traducción (UAM). Autor de Poemosca (2009); Poca tinta, antología de ciberpoesía (2012); Las sencillas costumbres, antología de poesía (2015). Manizales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: